Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Aprendizaje’ Category

Las técnicas de estudio

Entre los principales problemas y carencias existentes en el alumnado de Secundaria, respecto a sus formas de estudio podemos priorizar los siguientes:

1º. Ausencia de un método de trabajo escolar efectivo.

2º. Deficiente planificación del tiempo de aprendizaje escolar.

3º. Falta de atención y de concentración adecuadas.

4º. Insuficiente esfuerzo continuado y constancia.

5º. Falta de motivación para el aprendizaje.

6º. Dificultades en la realización e interpretación de esquemas, gráficos, resúmenes, cuadros sinópticos, etc.

7º. Inexistencia de una comprensión y rapidez en los procesos de lectura.

8º. Alteraciones socio-emocionales que inciden negativamente en el aprendizaje escolar.

9º. Falta de una memorización adecuada.

En los últimos años el interés por la forma de estudiar ha ido en aumento debido especialmente a las contribuciones del cognitivismo que hizo modificar el énfasis en la psicopedagogía del aprendizaje, concediendo al estudiante un rol más activo en el proceso de enseñanza.

Podemos agrupar los enfoques de orientación del estudio del aprendizaje escolar en torno a dos corrientes principales:

1º. La que refuerza el término de “técnicas de estudioe  interpreta la categoría estudiar como el entrenamiento en una serie de habilidades, recursos y técnicas para su desenvolvimiento. Se fundamenta en la psicología del aprendizaje y en la orientación conductista de Skinner, Bloom, Covington, etc., y enfatiza el desenvolvimiento de habilidades con independencia relativa de los objetivos educativos, tratando de entrenar a los alumnos en técnicas, reforzando los mecanismos de aprendizaje con el objeto de que ellos escojan las destrezas concretas (estrategias) para las tareas específicas que van a realizar.  El inconveniente mayor que presenta esta perspectiva es que el alumno puede conocer mucho sobre las destrezas de estudio pero sin utilizarlas en su forma de trabajar.

2º. La que acentúa lo de “aprender a aprender” y pone mayor énfasis en el aprendizaje escolar entendido como una tarea que busca un significado y una comprensión plena. Tiene sus orígenes en la psicología humanista de Rogers y Kelly; destaca en dicha corriente, Gibbs. Marca la importancia de sus objetivos y sus contenidos y la menor la orientación respecto de las técnicas de estudio. En esta tendencia no se trata del aprendizaje de técnicas y habilidades de estudio; se busca que el alumno explore sus propias potencialidades y desenvuelva las estrategias propias para la búsqueda de la comprensión y del significado de lo que está abordando como objeto de estudio. Se aduce a favor de la misma, el desenvolvimiento conceptual del alumno más que el “memorismo”; pone el acento en la comprensión más que en la velocidad del acto de comprender; en la búsqueda reflexiva de sus propias estrategias de aprendizaje más que en la aplicación mecánica de las habilidades y las técnicas enseñadas; en el significado y la comprensión personal de lo que hace, más que en la instrumentación que pueden haberle ofrecido como un posible soporte metodológico, etc.

Estudios en los que se hizo una comparación entre los enfoques de las técnicas de estudio y las de aprendiendo a aprender, observaron que el primero de ellos es menos efectivo a largo plazo y más popular al comienzo. No obstante ambos posibilitaron la integración de cuestiones comunes, de tal manera que son necesarios tanto el contexto y en la experiencia como también en un programa sistemático de estrategias de aprendizaje.

En la práctica pedagógica los docentes no deberían conformarse sólo con enseñar qué aprender sino que deberían prestar más importancia a enseñar cómo aprender (procesos de aprendizaje), de tal manera que la docencia integrase no sólo el enseñar contenidos, sino también la manera de lograrlos.

Los alumn@s que consiguen altos rendimientos escolares dominan las estrategias y las técnicas de estudio y de aprendizaje, emplean frecuentemente métodos que incluyen el chequeo activo del propio estudio, la observación, planificación y comprobación de la eficacia de las habilidades utilizadas, con predominio del uso de la motivación, de las habilidades cognitivas y de la metacognición en sus procesos de aprendizaje.

Las estrategias y destrezas de aprendizaje y de estudio pueden perfeccionarse y para ello se precisan actuaciones con alumnos, hechas de un modo organizado durante bastante tiempo e integradas en el currículum escolar. Deben enseñarse de una forma interrelacionada, desde las técnicas y métodos más clásicos hasta las habilidades metacognitivas y metacomprensivas. El profesor tutor debe ejercer la responsabilidad de orientarlas, de garantizar su aplicación y de proporcionar el seguimiento adecuado.

La propuesta de muchos programas de mejora en este ámbito parecen encajar en la corriente de “las técnicas de estudio”, pero en  ningún momento debemos enfatizar esta corriente frente a la de “aprender a aprender”, sino proporcionar el manejo de instrumentos y técnicas que faciliten la búsqueda reflexiva de las propias estrategias de aprendizaje.

Ver:

 

 

Recomendamos: Ver el vídeo completo

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: educación liderazgo)

Read Full Post »

Las competencias básicas son aquellas que debe haber desarrollado un alumn@ al finalizar la enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. Su incorporación al currículo pone el acento en aquellos aprendizajes que se consideran imprescindibles, básicos.

En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europe se han identificado ocho competencias básicas:

1. Competencia en comunicación lingüística

2. Competencia matemática

3. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico

4. Tratamiento de la información y competencia digital

5. Competencia social y ciudadana

6. Competencia cultural y artística

7. Competencia para aprender a aprender

8. Autonomía e iniciativa personal

 

 

La evaluación de diagnóstico sen centra en estas competencias básicas.

La competencia para aprender a aprender supone disponer de habilidades para iniciarse en el aprendizaje y ser capaz de continuar aprendiendo de manera cada vez más eficaz y autónoma de acuerdo a los propios objetivos y necesidades.

Tiene dos dimensiones fundamentales:

· La adquisición de la conciencia de las propias capacidades (intelectuales, emocionales, físicas), del proceso y las estrategias necesarias para desarrollarlas, así como de lo que se puede hacer por uno mismo y de lo que se puede hacer con ayuda de otras personas o recursos.

· Disponer de un sentimiento de competencia personal, que redunda en la motivación, la confianza en uno mismo y el gusto por aprender.

Requiere conocer las propias potencialidades y carencias, sacando provecho de las primeras y teniendo motivación y voluntad para superar las segundas desde una expectativa de éxito, aumentando progresivamente la seguridad para afrontar nuevos retos de aprendizaje.

En síntesis, aprender a aprender implica la conciencia, gestión y control de las propias capacidades y conocimientos desde un sentimiento de competencia o eficacia personal, e incluye tanto el pensamiento estratégico, como la capacidad de cooperar, de autoevaluarse, y el manejo eficiente de un conjunto de recursos y técnicas de trabajo intelectual, todo lo cual se desarrolla a través de experiencias de aprendizaje conscientes y gratificantes, tanto individuales como colectivas.

COMPETENCIA PARA APRENDER A APRENDER

Disponer de habilidades para iniciarse en el aprendizaje y ser capaz de continuar aprendiendo de manera cada vez más eficaz y autónoma de acuerdo a los propios objetivos y necesidades.

Tener conciencia de las propias capacidades y conocimientos.

Gestionar y controlar las propias capacidades y conocimientos

Manejar de forma eficiente un conjunto de recursos y técnicas de trabajo intelectual

· Ser consciente de las propias capacidades (intelectuales, emocionales y físicas.)

· Conocer las propias potencialidades y carencias. Sacar provecho de las primeras y motivarse a superar las segundas

· Tener conciencia de las capacidades de aprendizaje: atención, concentración, memoria, comprensión y expresión lingüística, motivación de logro, etc.

· Plantearse preguntas

· Identificar y manejar la diversidad de respuestas posibles

· Saber transformar la información en conocimiento propio.

· Aplicar los nuevos conocimientos y capacidades en situaciones parecidas y contextos diversos.

· Aceptar los errores y aprender de los demás.

· Plantearse metas alcanzables a corto, medio y largo plazo.

· Ser perseverantes en el aprendizaje.

· Administrar el esfuerzo, autoevaluarse y autorregularse.

· Afrontar la toma de decisiones racional y críticamente.

· Adquirir responsabilidades y compromisos personales.

· Adquirir confianza en sí mismo y gusto por aprender.

Obtener un rendimiento máximo de las capacidades de aprendizaje con la ayuda de estrategias y técnicas de estudio:

  • Observar y registrar hechos y relaciones.
  • Ser capaz de trabajar de forma cooperativa y mediante proyectos.
  • Resolver problemas.
  • Planificar y organizar actividades y tiempos.
  • Conocer y usar diferentes recursos y fuentes de información

Ver: Nuevas Metodologías Docentes
Aprendizaje-Enseñanza de la Competencia Aprender a Aprender

Read Full Post »